Y vos ¿qué vas a elegir?

Invitamos a un amigo, Tomás Olivieri, a que compartiera su mirada sobre cómo podemos encontrar y desarrollar el trabajo que nos gustaría hacer. Tomás tiene experiencia y vivencias sobre este tema ya que fue Director Ejecutivo de Diagonal Asociación Civil, una organización social que trabaja para desarrollar un mercado laboral más conciente e inclusivo para todos.

Compartimos lo que escribió y tal vez nos lleve a reflexionar sobre lo que queremos hacer en esta vida. Animándonos a Ser y hacer lo que realmente queremos. Y teniendo en cuenta esta frase: “La mayoría de las personas vivimos como si nunca fuéramos a morir y morimos como si nunca hubiéramos vivido”

Que lo disfruten!

Y vos, ¿qué vas a elegir? 

Creo que podemos encontrar aquello que nos gusta sólo cuando logramos soltar la aprobación y el qué dirán y nos animamos a conectarnos con esa parte de nosotros que realmente sabe quiénes somos y para qué venimos a este mundo (Conciencia/Alma).

Deberíamos estar muy atentos a qué tipo de emociones nos genera nuestro trabajo ya que, desde mi punto de vista, sólo aquel trabajo que me inspire y me ponga “la piel de gallina” es el que está hecho a mi medida y es el que me va a conectar con la mejor versión de mí mismo. La mayoría de las personas trabajamos sólo para cubrir determinadas necesidades materiales que nos dan confort y, sobre todo, seguridad. Y eso está bien, pero también pienso que si mi vida sólo se sostiene en trabajar en ese plano al final de mi paso por este mundo seguramente tenga una sensación de vacío importante por no haberme animado a trabajar y explorar otros planos de mi ser.

Y lo que nos tiene a la mayoría de las personas trabajando sólo en el plano del tener y el hacer es el miedo. El miedo es la emoción que más nos impide ser quién realmente somos ya que opera a un nivel inconsciente y muy primario. La mayoría de las creencias, pensamientos, emociones y conductas que tenemos las hemos adquirido durante los primeros 7 años de vida y fueron transmitidas por nuestros padres, educadores, religión y cultura. Y el tema acá es que durante ese período de la vida nuestra mente no tiene capacidad de discernir sino que absorbe todo lo que le dicen sin resistirse y “depositando” el 90% de esa información en el inconsciente.

Hay gente que a los 70 años sigue operando bajo patrones de conducta que se crearon a los 5 años y no es consciente. Y es por esto que el miedo tiene tanto poder sobre nosotros y nos dificulta honrar y vivir la vida. Porque desde niños, para ser queridos y aceptados, hemos aprendido a sobre adaptarnos a situaciones con tal de ser reconocidos y tenidos en cuenta. Y esa misma actitud es la que hoy tenemos la mayoría de las personas con nuestra vida laboral.

Hacemos actividades que no nos realizan como seres humanos pero que, gracias al poder de sobre adaptación, las llevamos adelante. Ahora, ¿qué hacemos con todos los miedos que nos aparecen a la hora de querer ser quienes realmente somos y así conectar con la mejor versión de nosotros mismos? A mí lo que me sirve es tratar de recordar que la mayoría de esos miedos fueron creados por mi mente cuando era sólo un niño y que casi seguro no tengan nada que ver con los miedos que siento hoy. El poder teorizar y racionalizar mis miedos me ayuda a quitarles intensidad y a trabajar con lo que verdaderamente me pasa en el aquí y ahora. Y así puedo ir de a poco abrazándolos e integrándolos como una emoción más de mi vida personal y laboral evitando así que me paralicen y me impidan seguir mi propio camino.

Hay un libro en inglés que se llama “The five request before dying” (los 5 arrepentimientos antes de morir) y que refleja el interesante trabajo que realizó su autora, una enfermera australiana que acompaña a personas que, por enfermedades muy avanzadas, están próximas a morir. Y de esa lista de 5 arrepentimientos, el primero de todos es que las personas nos arrepentimos de no haber sido quien realmente queríamos ser por complacer a los demás. Lo bueno de contar con este tipo de información es que todavía estamos vivos y tenemos todo lo que necesitamos para vivir una vida que, cuando llegue a su fin, no nos haga sentir ese mismo arrepentimiento. “La mayoría de las personas vivimos como si nunca fuéramos a morir y morimos como si nunca hubiéramos vivido”. Hoy tengo el poder de elegir vivir y dejar de sobrevivir. Y vos, ¿qué vas a elegir?

Autor: Tomás Olivieri | Facilitador de Talleres de Duelo para empresas | Mail tomasolivieri@diagonal.org.ar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Y vos ¿qué vas a elegir?

  1. Mariela Mio dijo:

    Me encantóoooooooo!!!!! 🙂

    Date: Sun, 1 Mar 2015 17:31:51 +0000 To: marielamino@hotmail.com

  2. Ines dijo:

    Excelente nota! Sabiduría pura. Muchas gracias Tomas por explicar de forma simple y comprensible un proceso que es tan complejo como sanador. Felicitaciones A Soy mas que un trabajo por generar este espacio. Inés

  3. conlaluzdelsol dijo:

    Hola! Hace poco encontré este blog, los sigo en FB y me encanta! Les tomo prestado este artículo para publicarlo en el mío. Y de paso, los invito a leerlo: hablemosdetrabajo.wordpress.com (lo estoy armando hace poquito! 😉 )
    Saludos!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s