Emprendiendo lo que nos gusta

Cada vez conocemos más personas que se animan a realizar su propio emprendimiento. Que deciden  dejar su trabajo en relación de dependencia para desarrollar su sueño, más allá de todas las incertidumbres que puedan tener. Cada vez más personas se desafían para hacer realmente lo que desean sin dejarse llevar por las miradas ajenas(esas que pueden decirnos: ¿”Te volviste loco/a?”, ¿Vas a dejar un trabajo “seguro” por algo que no sabés que puede darte?”)

Emprender“Ser emprendedor es una elección de vida, significa emprender nuestros sueños, ideas y proyectos. Ser emprendedor está más allá de tener o no un emprendimiento propio, es una forma de ser, de sentir, de vivir y por supuesto de trabajar. Significa no quedarse con la opción más fácil sino luchar por lo que queremos de nuestra vida y la de nuestra comunidad. El emprendedor no se resigna ni se da por vencido ante los obstáculos o adversidades, sino que ve oportunidades y desarrolla nuevos proyectos creativamente para mejorar su calidad de vida y la de otros” (Del Manual del programa Jóvenes Emprendedores de INICIA)

Sabemos por experiencia que desarrollar nuestro propio emprendimiento no es una tarea fácil, requiere de trabajo, compromiso, perseverancia, paciencia y sobre todo pasión y convicción por lo que hacemos. Por momentos estamos muy motivados y por otros nos “bajoneamos” porque sentimos que aún no alcanzamos lo que queremos(hasta pensamos en dejar todo para volver a aquello conocido que no nos gustaba). Para esos momentos, a nosotras nos ayuda focalizar en el sentido de lo que hacemos, el para qué y a partir de ahí aceptar que tendremos días más fáciles y otros no tanto(como la vida misma).

Andy Freire, un experimentado y conocido emprendedor, dice lo siguiente: “No ser Emprendedor por obligación: Argentina se ubica entre los primeros cinco países con mayor tasa de generación de nuevos emprendimientos. No obstante, al medir qué porcentaje de los proyectos fracasan, Argentina también se encuentra en los primeros lugares.

Esto se debe en gran medida a que muchos proyectos no nacen del convencimiento, sino como un salvoconducto para “llegar a fin de mes”. En esta dirección, la pasión es el ingrediente secreto: el emprendedor es un verdadero apasionado por su proyecto

Los alentamos a hacer lo que cada uno realmente desea. Ya sea a nivel laboral, profesional, personal. Cuando emprendemos, cualquiera sea el motivo, lo importante es dejarnos guiar por nuestra intuición, por lo que sentimos, por ese deseo que nos llena de energías y nos dá vitalidad. Claro que la valentía y el coraje son características necesarias para emprender y desde nuestra experiencia podemos decir que cuando realmente deseamos algo todo es posible. Si alguno tiene dudas sobre esto entonces que mejor que experimentarlo….

Les compartimos este video que es muy motivador, sobre todo, para esos momentos que estamos cansados, desganados o en los que creemos que es mejor “tirar la toalla”. Una de las cosas que dice es que no existe el momento “perfecto” para hacer las cosas, para empender, somos nosotros quienes tenemos que crear las oportunidades! Que lo disfruten! Motivación

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s